15/4/11

esto no es literatura

          En cada rincón académico, comercial, y/o institucional más o menos relacionado con la literatura, esto es un manto de sombra; no se preocupan ni si quiera por echarle un nombre peyorativo, no les interesa. El lado oscuro de la luna, pero el lado oscuro de verdad, y por momentos es mucho más duro de lo que suena la metáfora. 
          Acá para escribir hay que tener ganas, de este lado del espejo no existen ni las menores sospechas de otra cosa. La gente trabaja: empleados (relativamente acomodados en relación con sus gustos y costumbres), con suerte profesionales de mediano éxito económico, pero en casi todos los casos hablamos de ocho horas al día, cuatro los sábados, quince días de vacaciones al año, hijos, divorcios, obra social, anses, patronal indecente, resacas físicas y emocionales de todo tipo, frustraciones y expectativas siempre postergadas…
            Ud. señor/a, que vive mirando la televisión y rascándose las pelotas, tal vez no lo entienda, porque trabajar y desperdiciar cada minuto de su vida le resulta indiferente, y no encuentra obstáculos en este mundo que se lo impidan. Pero la vida es otra cosa. Discúlpeme que se lo diga de esta manera: la vida pasa por otro lado y Ud. no se da cuenta.
            Intentaré recuperar el motivo de esta conversación, porque todavía no lo menciono. Tiene que ver con escribir, con escribir blogs. Esto no es literatura. Esto no tiene nada que ver con los libros. Esa relación entre blogs y literatura es tan remota como la relación entre la electricidad y el papel. Sí, son dos elementos de este mundo, una asociación intrascendente.
            Estos blogs en particular, que navegan un mar lleno de mierda que se llama internet, están escritos por esa gente de la que hablo. Gente de por ahí, que materialmente no obtiene nada con el esfuerzo. Y detrás de estos blogs (no en todos los casos) hay mucho trabajo; escribir un blog es remar en el desierto y pedalear en el aire, creo que esas son las mejores comparaciones. Es, además, como inflar un globo infinito esperando a que explote. Pero todo indica que no va a explotar nunca. Una tormenta de arena, y todos los rastros desaparecen.     
            Y sin embargo, como contracara de la soledad del usuario (@maru__ “usuaria heavy de internet”, esa definición me encanta)[1] existe en muchos casos un caudaloso intercambio. Como subir al tren en hora pico y cruzar una cierta mirada con alguien. Una sensación de movimiento: se separan un poco de la mierda general y se acompañan en el ejercicio de esa distancia. Y esto ya es mucho decir en un mundo que destaca por su afición a la mierda general.

            Me gustaría hacer una lista exenta de cualquier jerarquía, pero hay dos casos que me lo impiden. Pongo a estos dos en un primer lugar excluyente, como los destacados. Se trata de una cuestión de gusto caprichoso, tal vez del momento y mañana se me pase. Uno de esos blogs es marplatense: http://ilcorvino.blogspot.com/ , lo escribe Martín Zariello (un post: para ser un asesino), y el otro es de buenos aires: http://elprocedimiento.wordpress.com/ , y lo escribe la usuaria heavy de internet María Eugenia Gómez Barbosa (un post: la chica bukowski ).

            No. Hay un muy amplio universo digital de escritores que olvido o desconozco. No me rompan las pelotas, es imposible sabérselas todas. Leer blogs es una de las cosas más tediosas que puedan encontrarse. Porque odio leer en la pantalla, y porque en el 99% de los casos es basura de la peor especie. Y en la computadora jamás me concentro lo suficiente. Siempre estoy haciendo siete cosas al mismo tiempo y pensando a dónde me tengo que ir en quince minutos. Soy el lector más duro de convencer para quedarme. Prefiero siempre, siempre, mis libros. Puedo leer miles y miles de horas en papel, inagotable, mucho más lejos de la realidad que frente al google. Pero resulta que vuelvo una y otra vez, en desmedro del papel, a los links que arriba quedan anotados; cuando los leo y cuando chateamos hablamos, y ahora con algunos hasta nos vemos de vez en cuando, me cambian los hábitos de lectura y aprendo cosas que no se aprenden en otro lado, todo el tiempo.

            Por otra parte, hay un blog que también quisiera mencionar, porque éste me obliga a realizar una discriminación geográfica. Todos los blogs que leo y que me gustan son de buenos aires y de mar del plata. Hace ya seis o siente años que soy “usuario heavy”, que convivo con otros “usuarios heavy”, dentro de poco Costa Negra cumple cuatro años, recibo recomendaciones de lectura todo el tiempo, de toda clase de gente, y nunca me enteré de algo mejor que viniera de otro lado. Seguro que sí hay, pero ellos andarán en sus cosas. A mi no me llegan.
            Solas, mar del plata y buenos aires me llenaron las horas de lectura de los últimos muchos meses, sin abrir un solo libro.
            Y este blog, http://www.matemosalasballenas.blogspot.com, se lleva los laureles para mar del plata, mal que les pese a los porteños. No podemos dejarlos conformes a todos, la verdad se manifiesta por sí misma. Podemos discutir por todo lo demás, pero con matemos les rompimos el orto; y quedaron tan pero tan lejos que van a necesitar esmerarse mucho para remontarlo.



[1] Atención: frente al más que probable abandono de la nota al pie (debido a que fuera del papel resulta innecesaria), aquí podríamos tener un primer caso de cita erudita digital. Algún subnormal del futuro escribirá una tesis universitaria sobre este asunto.

5 comentarios:

Carolina Bugnone dijo...

jejee los usuarios heavy ahora también leemos blogs, coincido ampliamente con tus gustos, sumaría un par, y se agradece la mención, goña.

ROBERTO ECHETO dijo...

Comparto y entiendo tu odio. Y podría añadir odio a tu molino, pero no. Hoy no.

Hoy es viernes y hay que tomarse la vida con ligereza.

Qué importa que no haya lectores de blogs.

La belleza de las causas inútiles y perdidas no tiene límites.

Saludos poderosos.

g. dijo...

vengo pensando en hacer algo así, y hablar de todos ustedes en un post, y vengo procastinando desde que maru lo hizo.
yo no sé si hubiera hecho algo tan bueno como esto.
casi que me emocioné y todo en la parte en la que hablas de por qué no es literatura.
y te voy a decir que coincido casi en un 100% en los post nombrados, salvo en "matemos" q a mi personalmente no me copa tanto, pero son gustos y lo digo sacándome los mocos.
abrazo, gracias y es recíproco, posta.

Paula dijo...

qué piola, usaste unas comparaciones tan precisas que me dieron miedo.

gracias por la mención, goña.

Alejo Salem dijo...

Buena nota!
Más allá de lo antojadizo y parcial -inevitablemente- de la lista de blogs que citás (como abandonador de blogs, creo que no merezco tamaño honor, pero ¡gracias!), estoy de acuerdo.
¿Ya te había dicho que lo tuyo era loable, no?
Lo que no sé es lo de las notas al pie. En sitio como Wikipedia abundan. Creo que la hipertextualidad (en sentido netamente binario) la hace más fácil que nunca.
Nos vemos en cuanto podamos.
Abrazo.