22/10/09

autorretrato inmediato


Soy el lector más adicto a (y fanático de) la lectura que encontré en toda mi vida, con la única excepción no confirmada de una chica a la que no conozco, pero de la que vi una foto; aparecía leyendo un libro durante una fiesta muy animada. No puedo resistir las fiestas. También soy el hablante del español que se expresa de manera más compleja que escuché hablar en persona, y esto a veces me hace sentir incómodo.

Siento mucho miedo a la muerte y al fracaso, pero vivo con la convicción de que los enfrentaré con la frente en alto cuando se presenten, ya que creo en lo que hago porque estoy seguro de mi talento. No podría presentar nunca otra excusa que no fuera la pereza.

Tengo más de treinta años, si eso quiere decir algo. Indudablemente es prueba suficiente de que no soy ningún niño prodigio, lo que me parte el corazón cuando pienso en el amor que me tiene mi madre. Por suerte mis hijos (que son dos, y que todavía me piden muchas explicaciones sobre este mundo) han llegado para despertarme del sueño que soñaba sobre mi mismo. En el proceso, sin buscarlo, aprendí a ser feliz.

Nunca me traicioné. Nunca estuve en posición de hacerlo. No llegué lejos, pero no pongo mucho en juego. No me interesa hacer ciertos esfuerzos. No soy representativo de nada, en ningún sentido, porque no encuentro ninguna similitud con el entorno, no hay nada qué representar alrededor mío. Estoy fuera del tiempo, soy de los que ven irse los días con embargada impotencia.

Trabajo como empleado en relación de dependencia, que es la definición moderna para “esclavo”, con la diferencia de que ahora debemos sentirnos agradecidos. Mi voluntad no me pertenece durante ocho horas diarias y toda mi alma se estremece cada vez que lo pienso. El trabajo, además de muy mal remunerado, tedioso hasta el infinito y conservadoramente gregario, no exige ninguna inteligencia. Sin embargo, estoy orgulloso de haber prevalecido por sobre estas circunstancias: la inconmensurable mayoría de la gente se rinde antes de haber averiguado que prevalecer es también una opción. De una u otra manera, todos sucumben.

Mi nombre completo es Gonzalo Hernán Viñao Laseras, pero la versión más frecuentada por el uso es “Gonzalo Viñao”. A veces me pregunto (alguna vez lo he corroborado) entre quién y quién iría mi “V” en el orden alfabético de la biblioteca.

Mi madre se aborrece a si misma, mi padre me detesta, mis hermanos no me hablan, y ya perdí a las mejores mujeres que conoceré en mi vida. Tengo uno, tal vez dos amigos. Al músico no lo veo desde hace años y ya no lo reconocería si me lo cruzara ocasionalmente; el otro (lector de Tom Clancy, recientemente divorciado) se encuentra casi tan extraviado en este mundo como yo mismo.

Siempre me alegra descubrir nuevos vicios y no me gusta la soledad.

10 comentarios:

Andrea Scalisi dijo...

Hola Gonzalo !! No por nada elegí tu blog entre otros .
A veces uno se siente fuera de lugar en todos lados y la verdad es que me identifico con muchas de las cosas que escribiste en este post.
Muy bueno !!
Saludos .

a p n e i c a dijo...

"Adaptaté", me decían en el instituto. y yo los señalaba y respondía: "¿a qué? ¿a eso?".

es una buena descripción de tí mismo. creo que un trabajo sin muchas responsabilidades es uno de los ingredientes de ser felíz. yo también perdí a las mejores mujeres que he conocido ya. cuando se casa la mujer que quieres con otra persona, todo cambia.

lo de los hijos... será una de esas cosas tan grandes que no se pueden poner en palabras, supongo.

buen día.

g. dijo...

estas son las cosas que no se tienen en cuenta en los cv, y que deberían ser las más importantes. Habla de lo mal que está el mundo.
muy buena descripción.
en algunos pasajes, un espejo.
saludos.

El Duilfo dijo...

Ese es el tipo de héroes que valen la pena.

Andrea dijo...

Es un buen autorretrato, auténtico y crudo, cosas con las que hoy no te encuentras a menudo. Deberíamos tomar de la vida lo que nos ofrece, de la forma que más nos apetezca. Un abrazo Gonzalo.

andreita dijo...

Q manera d relatar, querido!!!

Usted si q sabe ubicar en tiempo y espacio.

No puedo juzgarte, no m creo quien, solo se que cada cual busca su camino, claro q no todos tenemos las mismas posibilidades ni circunstancias, lo importante es sentirse bien con uno mismo y tratar de ser felices con lo poco o mucho q tengamos.

Hiper positiva te salí, y si!

Un besote!

Anónimo dijo...

Muy buen post, estoy casi 100% de acuerdo contigo :)

Anónimo dijo...

Buen post, estoy de acuerdo contigo aunque no al 100%:)

Anónimo dijo...

Hola Gonzalo!
Hoy de casualidad vi tu perfil en FB, despues de tantos años. Eras compañero mio, lejano, en Letras en MdP. No me conocés, seguro. Lo más lindo de Letras.
Lo seguis siendo, el tipo más sexy que vi. Poeta maldito ademenos, o por eso mismo.
Saludos, hermoso!

Gonzalo Viñao dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.